La Junta de Andalucía solicita por carta al ministro del Interior un aumento de los efectivos para la Policía Adscrita.

El Gobierno de Andalucía ha enviado una carta al Ministerio del Interior solicitando un aumento del personal de la Unidad de Policía Adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía y que se cumpla el Catálogo de Puestos de Trabajo establecido para la Unidad. En la carta, el consejero de la Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa, Antonio Sanz, pide al Gobierno de España que corrija una situación que ya es urgente.

Sólo 419 Agentes de Policía Adscrita en Andalucía

Actualmente, el personal de la Unidad está al 60%, con 419 efectivos, cuando debería haber 725, según el Catálogo de Puestos de Trabajo. También se solicita al Ministerio del Interior la adscripción de forma urgente de un mínimo de 100 funcionarios mediante la modalidad de comisión de servicio. Se estima necesario un mínimo de 30 funcionarios, una cantidad que no alcanza ni siquiera el 10% de las vacantes disponibles en el catálogo.

Además, el Gobierno andaluz recuerda al ministro del Interior que la media de ocupación de las plantillas del Cuerpo Nacional de Policía es del 92%, según el director general, cifras muy alejadas de la realidad que está enfrentando la Unidad adscrita.

Situación para 2023

Por otro lado, en la carta Sanz también advierte que esta situación se agravará durante el año 2023, ya que se prevén unas veinte jubilaciones y pases a situación de segunda actividad. Además, no se han contabilizado las bajas por otras situaciones como ascensos, concursos de traslado o problemas médicos.

En este sentido, Sanz ha recordado que el Gobierno andaluz lleva años esperando la firma de un acuerdo de colaboración con el Ministerio del Interior para solucionar este déficit de agentes y permitir que la Unidad de Policía Adscrita pueda ejercer sus competencias de manera normal.

En cualquier caso, el consejero agradece el trabajo de los agentes de la Unidad Adscrita a pesar de las dificultades y valora el «impresionante trabajo» que están realizando junto a otros cuerpos policiales en asuntos importantes como, por ejemplo, la lucha contra la violencia de género.