El Ayuntamiento de Sevilla creará un nuevo Barrio con 700 viviendas. Para ello, deberá aprobar y elevar a Pleno municipal una propuesta de modificación puntual del PGOU de la ciudad para modificar el planeamiento urbanístico de los suelos de la margen oriental de la Avenida de las Razas.

En el nuevo barrio de Sevilla, tras el acuerdo con la Autoridad Portuaria de Sevilla, se construirán 700 viviendas (226 de ellas serán de protección oficial), dispondrá de zonas verdes, áreas de equipamientos públicos y espacios para servicios avanzados.

Objetivo final

Se persigue la integración definitiva entre el puerto y la ciudad; y abrir el campus universitario de Reina Mercedes a la propia Avenida de las Razas. El acuerdo con la Autoridad Portuaria se basa en una rebaja en la edificabilidad prevista en el PGOU para estos suelos –se plantea una reducción de casi el 30 por ciento– abriendo posibilidades para viviendas, equipamientos, usos terciarios y espacios libres y con el proyecto del distrito portuario con sedes de iniciativas de emprendimiento, innovación, comerciales y de ocio.

El ámbito de la modificación es el área de reforma interior DBP-08 Avenida de Las Razas, con una superficie de 165.698 metros cuadrados, situándose en la margen oriental de la avenida de Las Razas a lo largo de alrededor de dos kilómetros de longitud. Con la propuesta de modificación urbanística se plantea 98.000 metros cuadrados de edificabilidad, con 82.000 para los usos residenciales (226 viviendas protegidas y 474 de renta libre) y 16.000 para usos terciarios.

Nuevo barrio en Sevilla: desarrollo urbano sostenible

La modificación puntual se concibe, asimismo, desde un desarrollo urbano sostenible, al regenerar espacios, priorizar la movilidad peatonal, facilitar la conexión transversal con la Avenida Reina Mercedes, preservar el patrimonio natural, distribuir los espacios destinados a dotaciones siguiendo el criterio de proximidad, reutilizar equipamientos existentes, poner en valor las antiguas naves de la Exposición Iberoamericana de 1929, permitir una permeabilidad física y visual entre la ciudad y el río y eliminar el efecto barrera que en sí supone la Avenida de las Razas.

En suma, la nueva ordenación propone un escenario que reduce un 20 por ciento el aprovechamiento y se introduce el uso residencial manteniendo un porcentaje de terciario.

Por su parte, la edificabilidad disminuye hasta los 98.000 metros cuadrados, lo que supone una disminución de casi el 30 por ciento respecto de la ficha inicial del PGOU. En la práctica, desde el punto de vista volumétrico, el PGOU de 2006 permitía implantar una pantalla edificada de alturas de hasta 11 plantas entre la Avenida de las Razas y la zona residencial al oeste de la Avenida de la Palmera, con 137.000 metros cuadrados de edificabilidad.

Parque del Guadaíra

La ampliación del sistema general de espacios libres permitirá completar la cabecera del Parque del Guadaíra. En el tramo central de la Avenida de las Razas, aprovechando una zona de mayor anchura, se propone una ampliación con acerados más amplios y una variación del trazado reduciendo la velocidad del tráfico, al tiempo que la modificación urbanística abre también la posibilidad a espacios de ocio y a la construcción de una vía ciclista, entre otras iniciativas.